Monserrate y Quinta de Bolivar

La devoción, la historia y una vista espectacular


MONSERRATE

Cada año miles de peregrinos, propios y extranjeros, llegan a la cima de esta montaña a 3.200 metros sobre el nivel del mar, atraídos por la imagen del Señor Caído, famoso porque su cabellera está hecha de cabello natural. Además de los atractivos naturales y gastronómicos que ofrece este santuario, los turistas y peregrinos también son atraidos por la búsqueda de un milagro. El plan completo incluye el recorrido que revive las 14 estaciones del Viacrucis y dos exclusivos restaurantes: Casa San Isidro (comida francesa y langosta son la especialidad) y Casa Santa Clara (donde la carta ofrece platos típicos, como bandeja paisa, tamal o ajiaco santafereño).

QUINTA DE BOLIVAR

Esta hacienda, cuya historia data de 1670, debe su importancia al más ilustre de todos sus dueños: el Libertador Simón Bolívar. Tras su victoria definitiva sobre los españoles, que marcó el comienzo de la Independencia, fue el regalo que recibió por parte del gobierno de la Nueva Granada, aunque apenas la habitó 423 días.