Una experiencia sensorial

La frase "Prohibido tocar" no existe en este lugar. Al contrario, en este centro interactivo de ciencia y tecnología, en el barrio Ciudad Salitre, el visitante debe hacer uso de los cincos sentidos y estar dispuesto para aprender jugando, indagando, experimentando.

El Centro Interactivo Maloka (llamado así en referencia a las "malocas" que servían de sitio de encuentro de los antiguos pueblos indígenas de Suramérica) fue construido diez metros bajo tierra en un espacio de 17 mil metros cuadrados, donde habitan 300 módulos repartidos en nueve salas de exposición temática. Aprender sobre el Universo, el Agua, la Biodiversidad o las Telecomunicaciones es parte del plan.

Una enorme cúpula asoma tan pronto el visitante llega a Maloka. En su interior se encuentra el Cine Domo más grande de Suramérica: una pantalla esférica (14 metros de altura) para la proyección de películas y documentales, algunos en 3D, donde el espectador queda sumergido.

Nuestro punto de encuentro diagonal al puente peatonal